Disensiones en la Plataforma Escuela Pública con Sindicato de Estudiantes

MADRID, 5 Dic. (EUROPA PRESS) –
La Plataforma Estatal por la Escuela Pública ha decidido poner “un punto y seguido” en las movilizaciones contra la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) y los recortes tras un incidente en la última manifestación celebrada el pasado sábado 30 en Madrid con el Sindicato de Estudiantes, que también forma parte de este movimiento.
En un comunicado que firman todos los miembros (FE-CC.OO, FETE-UGT, CEAPA, MPR, SRES-i, CGT, FAEST y Estudiantes en Movimiento), menos el Sindicato de Estudiantes, la Plataforma explica que la protesta tuvo que finalizarse de forma prematura “al intentar una organización alterar el transcurso de la misma, lo que dio paso a una tensa situación nada deseable”.

No obstante, señala que ese final “no debe empañar el éxito de la marcha y movilizaciones previas, ni la voluntad de seguir colaborando todos unidos para defender una educación más justa, más igualitaria y más solidaria”, pero que tras lo sucedido, han decidido que sea “por ahora, el último acto de la larga serie de movilizaciones”.
Según fuentes cercanas a la Plataforma, consultadas por Europa Press, estas entidades acordaron días antes que en el cierre de la marcha se leyera un manifiesto conjunto, en lugar de que los nueve portavoces hablaran uno a uno, como hacen en todos los actos que celebran.
En concreto, consensuaron que la clausura se realizara en un escenario con la lectura del manifiesto por una estudiante, una madre y una docente; la lectura también del ‘despido y finiquito de Wert’ por una persona de administración y servicios; y la interpretación de una canción por una estudiante cantautora.
Sin embargo, el Sindicato de Estudiantes rechazó esta propuesta y su secretaria general, Ana García, decidió acercarse al atril instalado en el escenario para dirigirse a los asistentes a la marcha, lo que provocó la reprobación del resto, que le impidió que interviniera.
Las mismas fuentes han indicado que el Sindicato de Estudiantes la noche antes comunicó al resto de organizaciones que no estaba de acuerdo con el manifiesto, pidió que se quitara su logo del texto, e insistió en que iba a hablar, “en contra de lo que acordó la mayoría”.
Según reconocen, la plataforma es una organización heterogénea, en la que “todos tienen que ceder para defender lo que les une: el apoyo a la enseñanza pública y el rechazo de los recortes”. “Si alguien se siente molesto, tiene el derecho y la libertad de convencer al resto y, si no, que se vaya”, añaden.

“SE NOS CERCENÓ NUESTRA LIBERTAD DE EXPRESIÓN”

La portavoz del Sindicato de Estudiantes, Ana García, ha denunciado, en declaraciones a Europa Press, que esta organización manifestó “desde el principio” su rechazo a la idea de clausurar el acto con la lectura de un manifiesto y reiteró su intención de hablar en el escenario en nombre de sus afiliados.
“Se trató de impedir con la fuerza que el Sindicato de Estudiantes pudiera explicar las razones de su lucha”, ha aseverado García, cuya entidad defiende la convocatoria de una huelga general de la enseñanza de tres días, algo con lo que el resto discrepa.
“Me agarraron y me echaron para atrás”, ha afirmado esta líder estudiantil, que también ha indicado que este incidente no va a provocar la marcha de su organización de la plataforma. “No nos vamos a ir, tenemos que estar ahí y luchar junto a padres y profesores”, ha añadido.


diciembre 7, 2013

Etiquetas: , , , , ,