A los 15 años, a FP o Bachillerato

La Razón MADRID– La nueva fórmula de la Educación Secundaria en España será de 3+3 (años de ESO y de Bachillerato) y no de 4+3, como ocurre ahora. A los 15 años los alumnos ya pasarán a primer curso de FP de grado medio o a primero de un Bachillerato de tres años. Tendrán que decantarse por una de estas dos opciones necesariamente ya que la educación obligatoria en España se mantiene hasta los 16 años, según confirmó ayer el ministro de Educación, José Ignacio Wert, tras reunirse por primera vez con las comunidades autónomas. La diferencia es que ahora los estudiantes toman esta decisión a los 16 años.
La reforma del Bachillerato empezará a tramitarse «este mismo año» y puede que, en el mejor de los casos, en el próximo curso académico ya esté vigente. Wert dará más detalles de la nueva «arquitectura del sistema» en la comparecencia que tiene prevista el próximo martes en el Congreso, aunque los pormenores de la reforma aún se están madurando.
Revisión de la FP
De momento, lo que se va a derogar es la última reforma que hizo  el anterior Gobierno socialista de los itinerarios de 4º de la ESO  al final de la legislatura y las autonomías «harán una reflexión y análisis de la implicaciones y el coste» de los cambios, dijo Wert, quien también anunció una «revisión profunda de la Formación Profesional» más vinculada a la empresa y tomando como referencia el modelo alemán.
En  definitiva, «lo importante es que los jóvenes salgan de la Educación Secundaria en tan buenas condiciones como sus pares europeos», añadió.
Habrá oposiciones a profesor de Secundaria, pero no será hasta 2013. La mayoría de las comunidades autónomas acordaron ayer que, en un momento de «tensión financiera» como el actual, la solución pasa por aplazar hasta 2013 la oferta pública de empleo prevista para 2012.
«Es un recurso de emergencia para una situación de emergencia», sentenció el ministro de Educación, José Ignacio Wert. Se trataría de acumular la oferta de empleo prevista para este año a la del siguiente y así  «evitar convocar un número ridículo de plazas para un proceso de selección que, sin embargo, sí conllevaría un gasto excesivo sólo en el pago de tribunales. Además, se quiere revisar el sistema de acceso a la función docente», explicó el consejero de Educación de Castilla-La Mancha, Marcial Marín.
«Efecto llamada»
No obstante, Wert se comprometió ante los consejeros a tratar de conseguir para 2013 que la tasa de reposición de profesores, que este año es del 10 por ciento, sea del doble o al menos del 30 por ciento.
Solamente cuatro autonomías anunciaron que van a convocar plazas: Andalucía, Canarias, País Vasco y Madrid en la que se podría desencadenar un «efecto llamada» de opositores de otras comunidades limítrofes.
La consejera de la Comunidad de Madrid, Lucía Figar, manifestó que los responsables madrileños están «inclinados» a convocar plazas a la escuela pública en 2012, aunque no cuantificó el número.
El consejero andaluz, Francisco   Álvarez de la Chica, con las oposiciones ya convocadas, defendió su oferta pública de empleo, que es de 2.389 plazas, con el objetivo de dar estabilidad a la plantilla de profesores y atender las necesidades educativas de una comunidad en la que ha habido un crecimiento superior  en el número de alumnos en relación con otras comunidades autónomas.
El titular de Educación se comprometió a revisar los programas de cooperación territorial que venía manteniendo el Ministerio con las autonomías, como el Escuela 2.0 o e Educa3, que han demostrado ser poco eficientes. «El Ministerio va a facilitar líneas de evaluación de estos programas y hará propuestas de rediseño», explicó Wert.
Las autonomías también se comprometieron ayer a revisar y homogeneizar los sistemas de bilingüismo que se están impartiendo para que el aprendizaje en idiomas sea similar en toda España para los alumnos.
Sin prueba oral de inglés en la PAU
En 2010, la Selectividad de toda la vida dio paso a las nuevas pruebas de acceso a la universidad (PAU), que entre otras novedades contempla la posibilidad voluntaria de que el alumno pueda subir nota, así como un examen oral de idiomas obligatorio. Educación aprobó una moratoria para que esta prueba no se hiciese hasta este año y ayer los consejeros de las comunidades autónomas acordaron retrasar un año más la prueba.

enero 27, 2012