Educación útil

Lv Alicante

Ahora que buscar trabajo es un verdadero trabajo es cuando los recién acabados sus estudios echan de menos algunos conceptos y utilidades que les son demandados por el mercado laboral y que sus ciclos educativos no les han dado. Es algo que me encuentro casi a diario cuando me toca seleccionar personal. Nuestros jóvenes están preparadísimos, pero en el camino de sus estudios nadie les ha puesto la realidad que luego les tocará vivir en su ámbito social o, como en este caso, en el codiciado puesto de trabajo. Creo que estudiar y acabar con éxito los ciclos de especialización, bien sean universitarios o de formación profesional, es algo imprescindible para el futuro de cualquier joven. Recibir una educación útil y ajustada al mundo real, también.

Es posible que la educación que reciben los alumnos de los distintos ciclos en nuestro país necesite cambios más profundos que los que promueve la muy controvertida Ley Wert. Sobre todo porque estos cambios no deberían tener ideología ni en su fondo ni en su forma. Se trata de hacer que la educación sea algo practico y útil para el después. Por supuesto que tiene que haber una formación general y humanista que nos dote de cultura y de capacidad de aprendizaje, pero no podemos dedicar la vida del alumno medio a estar aprendiendo para aprobar sin más utilidad posterior que esta. Es decir obtener una nota sobre algo que, de necesitarlo, podría obtenerlo tecleando unas palabras en el socorrido ‘Google’. Que nadie se alarme, ni digo ni pienso que tener cultura general no sea necesario, solo que veo pasar gobiernos y reforma tras reforma y no encuentro en los planes docentes formaciones específicas sobre cosas prácticas de verdad. La importancia de los idiomas sigue siendo relativa, en un mundo financiero rara vez se tocan estos conceptos, la informática no es asignatura principal, de nutrición casi ni se habla y, por no aburrirles, lo dejaremos en un etcétera de multitud de cosas que no se imparten.

Creo que cualquier persona que acabase sus estudios medios debería estar más que capacitada para viajar, usar ordenadores, expresarse en inglés, saber prestar primeros auxilios, abrir una cuenta bancaria o conocer los alimentos y sus valores nutricionales. Todo esto sin prejuicio de saber quién era Góngora o de como hallar la ‘x’ la ‘y’ o si me apuran, hasta la ‘z’. Y es que en este mundo tan visitable que tenemos, el valor de las cosas prácticas se ha incrementado hasta límites que el conocimiento de materias clásicas ya no es suficiente para habitarlo con garantía de éxito. Desde luego si yo tuviera que volver a las aulas me gustaría ser instruido en tantas y tantas cosas que he tenido que aprender fuera del ámbito docente. Quisiera que mi inglés ‘arapahoe’ hubiese tenido una buena base, no ir a la farmacia en busca de un antivirus para mi ordenador o haber pensado que un buscador era un detective que sabe encontrar personas. Espero sepan disculpar mi tono irónico, pero es que me molesta que nuestros políticos sigan discutiendo sobre las formas, sobre si los crucifijos están bien o mal, y se olviden de lo fundamental, el conocimiento eficaz de nuestros alumnos.

marzo 1, 2014

Etiquetas: , , , , ,