Padres y alumnos ven una afrenta que la Lomce se apruebe justo tras la huelga

informacion.com
Madrid 29 abr.- Padres y alumnos de la Plataforma Estatal por la Escuela Pública han arremetido hoy contra la intención anunciada por el Ministerio de Educaciónde que el Consejo de Ministros apruebe el proyecto de reforma educativa el 10 de mayo, un día después de la huelga en defensa de la enseñanza pública.

“Soberbia impresionante y una desconsideración a la comunidad educativa” o “un insulto” es como han definido esta circunstancia el presidente de la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (Ceapa), Jesús Sánchez, y el secretario general del Sindicato de Estudiantes (SE), Tohil Delgado, en sendas conferencias de prensa.
Ambas organizaciones se han reafirmado en las movilizaciones -que podría continuar el curso próximo- contra la futura Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) y han acusado al ministro José Ignacio Wert de “desoír” las protestas, como los encierros de este fin de semana en centros escolares y sedes de asociaciones de padres.
La Ceapa ha considerado un “éxito” los 2.000 encierros, según sus datos, como el efectuado en la sede central de la asociación, en la Puerta del Sol de Madrid, por más de medio centenar de padres.
Delgado, por su parte, ha instado a todos los miembros de la escuela pública a mantener la lucha en lo que falta de curso y a ponerse “en pie de guerra” desde el primer día de clase del próximo para impedir la aprobación de esta “contrarreforma educativa franquista”.
“Hay que dar continuidad al 9 de mayo con nuevas jornadas de movilización, de huelga más intensa, más extendida en el tiempo, prolongando los encierros”, ha propuesto Delgado, en alusión al paro general de toda la educación pública convocada por esta misma organización estudiantil, Ceapa y los sindicatos FECOO, STES, FETE-UGT y CGT.
Ha acusado también al Ministerio de hacer el “paripé” de escuchar a la comunidad educativa cuando ya ha tomado sus propias decisiones.
En referencia al dictamen del Consejo de Estado sobre el anteproyecto legislativo, Delgado ha opinado que es un mero órgano consultivo “al servicio del Gobierno”, y sus matices a la Lomce no van a la raíz de la reforma, que pretende “expulsar” a miles de estudiantes.
Ha arremetido contra los “itinerarios segregadores y clasistas” y se ha referido a las evaluaciones obligatorias al final de cada etapa como “reválidas, selectividades y barreras artificiales” para impedir que miles de alumnos puedan promocionar.
Por el contrario, ha propuesto revertir la “masificación” de las aulas con un máximo de 25 alumnos, facilitar la permanencia de profesorado interino para atención a la diversidad y refuerzos educativos y mejorar las infraestructuras escolares.
Sánchez, de Ceapa, ha pedido, una vez más, “la retirada completa” del anteproyecto y ha abogado por buscar “estabilidad política” en la educación para que cada cambio de Gobierno no implique un “cambio educativo”.
Según Ceapa, la Lomce es “ideológica”, convierte la educación en “una carrera de obstáculos” al imponer “reválidas” y separa “por supuestos niveles” a los alumnos, “condenando a muchos a vías de segunda categoría”.
Esta organización no acepta que se “potencie” la religión en los centros educativos o que se “ataquen” las lenguas cooficiales y se usen como “elemento de confrontación”.
Por ello se ha mostrado contrario a que las CCAA con lengua cooficial debieran pagar colegios privados a aquellos alumnos que no pudieran estudiar en castellano en centros sostenidos con fondos públicos y ha entendido que se va a suprimir Educación para la Ciudadanía porque el Ministerio ha hecho caso “a la Conferencia Episcopal y a la derecha más reaccionaria”.
Si Wert no atiende estas reivindicaciones, en el futuro habrá otro tipo de movilizaciones, ha advertido Sánchez, quien ha acusado al ministro de ser “antisistema” porque “desoye e incumple” las recomendaciones del Consejo de Estado, aunque sea consultivo.
“El Ministerio tiene un problema de comprensión lectora porque el informe del Consejo es contundente (…) y confirma nuestras ideas”, ha interpretado Sánchez.
En un comunicado, FETE-UGT se felicita de que el Consejo de Estado rechace la escolarización en centros privados de alumnos que deseen estudiar en castellano y que considere “insuficiente” la memoria económica de la ley.
FECCOO anuncia en una nota que las protestas seguirán hasta el 9 de mayo para “sensibilizar” a la ciudadanía contra los “recortes” y exigir la retirada de la Lomce.
“En el caso de que la ley sea aprobada en el Congreso, se contemplan acciones más contundentes”, añade el sindicato.