El borrador de la Ley de educación no gusta a ANPE

La negociación de la futura Ley de Educación (LOMCE) centró ayer el XXIII Consejo Sindical Provincial de ANPE Jaén, al que asistió el presidente nacional del sindicato, Nicolás Fernández Guisado, que dejó claro que la reforma que prepara el Gobierno «no es la que necesita el sistema educativo español». Fernández Guisado recalca que ANPE sí considera necesaria la reforma «por la alta tasa de abandono y fracaso escolar, para elevar la excelencia y para luchar contra la alta tasa de empleo juvenil», entre otras cosas, pero está en desacuerdo en que esa forma «se esté gestando de espaldas al profesorado».
El presidente nacional de ANPE apuntó los diversos motivos por los que el sindicato que representa no está de acuerdo con el borrador que ha elaborado el Ministerio de Educación. Así, se refirió a que se ha hecho sobre el mismo articulado que pretende reformar, «es más una reforma parcial, pero mantiene aspectos que habría que eliminar como la posibilidad de pasar de curso con dos o más asignaturas suspensas». Del mismo modo, considera fundamental priorizar la evaluación continua frente a evaluaciones externas y rechaza que el cuarto curso de ESO sea una forma de preparar al alumnado para distintas vías futura (o Bachillerato, o Formación Profesional o cursos de cualificación profesional). A juicio de Nicolás Fernández Guisado, «la flexibilidad no está reñida con la exigencia, por lo que estamos de acuerdo con la formación básica pero siempre que conduzca a un título».
Por otro lado, desde ANPE se rechaza el carácter competitivo que se quiere imponer con ranking y critican que la situación del profesorado es la gran asignatura pendiente, lamentando que se potencie la función directiva de forma arbitraria y que se abra la posibilidad a que los directores puedan contratar a interinos. «Pedimos que todo lo que tenga que ver con el profesorado salga de esta ley se lleve al Estatuto de la Función Pública que venimos demandando», indicó Nicolás Fernández Guisado.
El presidente nacional de ANPE criticó que la autonomía que se pretende «puede llevar a que haya materias que no aparezcan en el currículum» y alertó de que la memoria económica presentada junto al borrador de la Ley «no garantiza la implantación de profesores de refuerzo y apoyo».
Por todo ello, ANPE ha pedido al Ministerio de Educación que convoque la Mesa Sectorial de Educación para debatir tanto las medidas académicas como los asuntos que afectan al profesorado, algo que «debe hacerse antes del trámite parlamentario». Y dejó claro que «de no modificarse este borrador, ANPE no lo apoyará». Al mismo tiempo, Fernández Guisado anunció ayer que el sindicato va a poner en marcha una campaña para ensalzar la labor del profesorado «después de la campaña de desprestigio que ha emprendido contra ellos la Comunidad de Madrid».
Polémica en la concertada
Por lo que respecta a la polémica generada en la provincia de Jaén tras la supresión de tres líneas de Infantil de tres años en otros tantos colegios concertados, el presidente provincial de ANPE Jaén, Roberto Sánchez, dejó ayer claro que «la apuesta de este sindicato siempre ha sido por la enseñanza pública y los recursos se tienen que destinar primero a ésta», por lo que se mostró de acuerdo en que antes de suprimir unidades en la pública deben quitarse de la privada.