“¡Esto es la pública!” y aquí mandamos nosotros….

El microfóno
Hace mucho tiempo que llegue a la conclusión de que en España, por desgracia no existe la libertad de educación, existe la libertad de la izquierda y todos sus acólitos de marcar las pautas en cuestión educativa dentro del sistema público, pues de esta formar se aseguran seguidores fieles a su doctrina.
O se educa como ellos dicen, o aquí no se hace nada. Y a las pruebas me remito. Año 2002, segundo mandato de Aznar y primer intento serio de reforma del Sistema Educativo siendo ministra Pilar del Castillo, donde los argumentos esgrimidos por el PSOE prácticamente eran los mismos que actualmente con motivo de la reforma del actual ministro de educación Sr. Wert. La respuesta de las hordas “progresistas” fue tirarse a la calle, para evitar dichas reforma-según el PSOE esto es ciudadanía activa y comprometida-. Era necesario defender los avances que en su día introdujo la LOGSE en el caduco sistema educativo y no  se puede-según su visión- volver al pasado.
Años más tardes el Sr. Zapatero, “trajo al mundo” a la famosa Educación para la Ciudadanía (EpC)-esto es progresismo-, además de con engaño y queriendo vender la burra de que Europa marcaba las pautas-cuando ellos quieren, es Europa quien manda-. Y lo único que dijo Europa, es que aconsejaba a los estados miembros a cuidar su ciudadanía, pues en las mayorías de elecciones en los diferentes estados y elecciones al Parlamento Europeo, el nivel de abstenciones era demasiado alto y lo ciudadanos cada vez se implicaban menos.
Lo único que hicieron los chicos de la “rosa”, fue crear a su imagen y semejanza una asignatura totalmente ideológica, aunque el Supremo no se atreviera a reconocerlo abiertamente. Pero aquí no quedo la cosa, ¡no!, dieron un paso más, hicieron-muy fieles a Ideología de Genero-, una gran discriminación con los Colegios de Educación Diferenciada, opción pedagógica, que por otra parte es muy respaldada en el ámbito socialista de medio mundo, como puede ser en Alemania, Inglaterra, Francia, Estado Unidos.
La idea es que estos no pudieran recibir ningún tipo de apoyo económico, es decir, lo famosos conciertos, pues según la izquierda, estos centros discriminan por razón de sexo, y ya dejaron bien claro en la actual ley que eso es inviable.
El máximo exponente de esta política sectaria, lo representa la Junta de Andalucía, que ya ha dicho que no va a renovar los conciertos que tienen con 12 centros de estas características en la citada Comunidad Autónoma. Cuestión que muy posiblemente lleve a la desaparición de los citados centros y lo que es más grave, la desaparición de los correspondientes puestos de trabajo.
Pero si la cuestión no estaba muy clara en Andalucía, ahora es en Galicia, tras la denuncia del STEG al Tribunal Superior de Galicia, consecuencia de todo ello, la Xunta-del PP-, se ve en la necesidad de paralizar todo, pues este sindicato se ha empeñado y la sentencia les favorece.
Como veras amigo lector la cuestión es muy clara, ¡es más!, acabo de leer una noticia de Aragón, que también me ha dejado “un poco” descolocado, y es que el representante de Fecaparagón, ha realizado unas declaraciones en el Parlamento, que a la mayoría de partidos de izquierda y nacionalista no les ha gustado, pues les ha venido a decir…”Dejen de instrumentalizar la educación, no jueguen con fuego y aplaudan y busquen el consenso.” Y esto no les ha gustado a los chicos.
Y como espeta Leónidas-rey de Esparta- en la película “300” al mensajero “Persa”, “¡Esto es Esparta!” y dándole un “pequeño empujón” lo manda al fondo del pozo. Lo mismo podemos decir con la actitud de la “progresía” con la educación en España “¡Esto es la pública!” y aquí mandamos nosotros….